SALUD Y BIENESTAR

¿Afecta el cambio climático en la desparasitación de las mascotas?

La primavera y el verano siempre han sido las peores estaciones en lo que a plagas de insectos y parásitos se refiere, algo que repercute en la desparasitación de nuestras mascotas. Si queremos prevenirles de las picaduras y mantenerles sanos deberemos protegerles con un antiparasitario adecuado. 

Pero, ¿y en otoño e invierno? Frente a lo que pasaba hace años, la realidad del cambio climático se impone y este año la Agencia Estatal de Meteorología prevé un otoño más cálido de lo normal. 

El cambio entre estaciones no es tan acusado como era antes, ni siquiera los meses invernales resultan tan fríos ni húmedos, y esto, queramos o no, repercute a la hora de desparasitar a nuestros perretes y gatitos. A fin de cuentas, el clima es uno de los factores que influyen en la distribución de pulgas y garrapatas en animales. 

Según indican algunos estudios, el riesgo de infestación por la pulga más común en nuestro país aumenta a principios de verano, pero también a finales de otoño. Otros afirman que las garrapatas del perro tienen también un pico importante en otoño e invierno. Y esto, a medida que avance el cambio climático, empeorará la situación. 

Planes de desparasitación de mascotas, ¿también en otoño? 

Los cambios de temperaturas que hemos comentado, especialmente en las zonas del sur y Levante del país, hacen necesaria una desparasitación de nuestras mascotas también en otoño (e invierno). 

Para un mayor control y protección es recomendable que desparasitemos a nuestros mejores amigos todo el año. ¿Cómo? Por ejemplo, con productos desparasitarios como los de Frontline, desarrollados específicamente para perros y gatos, de rápida acción y eficaz contra un amplio espectro de parásitos. De esta forma, Frontline Tri-Act para perros y Frontline Combo para gatos, protegen a nuestras mascotas contra las picaduras de pulgas, garrapatas, piojos, y en el caso de los perros, contra el mosquito trasmisor de la Leishmaniosis. 

Ambos productos están desarrollados en pipeta, son de fácil aplicación, y garantizan un efecto de 4 semanas, periodo a partir del cual deberíamos repetir el tratamiento. No hacerlo así incrementaría las posibilidades de infestaciones por parásitos en nuestros animales, y esto, a la larga, puede conllevar problemas de salud. 

Por tanto, la desparasitación en perros y gatos debemos tomarla como un tratamiento contínuo, que deberemos vigilar y repetir mes a mes para garantizar que nuestros fieles compañeros disfruten de una vida más plena y saludable. 

 

Compartir artículos: 

arriba / siguente