SALUD Y BIENESTAR

Cómo cortarle las uñas a un gato

Probablemente todos nos hemos preguntado cómo cortarle las uñas a un gato durante sus primeras semanas en casa. 

Si tu gato lleva una vida sedentaria, necesitarás cortarle las uñas para que no se quiebren o se rompan y puedan hacerle daño. Para hacerlo de forma segura, toma las siguientes precauciones.

 

¿Cómo cortarle las uñas a un gato? Compra el instrumental adecuado 

Existen distintos tipos de cortauñas, como tijeras o pinzas cortauñas. De ti depende escoger el que te resulte más cómodo. Lo más importante es que te asegures de que corte la punta de la uña de una sola vez. También es recomendable tener a mano discos de algodón empapados de alcohol por si cortas demasiado la uña y sale sangre.

 

Espera al momento oportuno 

No sirve de nada intentar cortarle las uñas a tu gato cuando está totalmente despierto y con ganas de jugar. Es mejor esperar a un momento tranquilo en que esté dormido o relajado después de una sesión de caricias, y que se muestre dispuesto a que lo manipules.

Recuerda que los gatos odian ser sorprendidos y que prefieren los movimientos lentos y delicados. Intenta masajearle suavemente las almohadillas de las patas antes de cortarle las uñas.

 

Aplica la técnica correcta

Cuando tu gato esté acostumbrado a que le toqueteen las patas, presiona suavemente una de sus almohadillas hasta que la uña se extienda. Cuando la uña esté fuera, fíjate bien dónde empieza la parte rosada porque es la que contiene los nervios y los vasos sanguíneos y, por lo tanto, la que debes evitar cortar. La parte más gruesa, que puede ser más o menos oscura en función del color del pelaje de tu gato, es la punta de la uña. Esta es la parte que hay que cortar. Mantén el cortauñas a medio camino entre la parte rosada y la punta de la uña, a un ángulo aproximado de 45°, y realiza un corte limpio. Te costará un poco al principio, pero mejorarás rápidamente con el tiempo y la práctica.

Descubre cómo cortarle las uñas a un gato correctamente y de forma segura, ya que puede marcar la diferencia en el cuidado de tu mascota.

Compartir artículos: