CONSEJOS Y CURIOSIDADES

¿Cómo afectará la nueva normalidad a nuestras mascotas?

Tanto personas como animales hemos sufrido un importante cambio en nuestras rutinas a causa del Covid-19. Han sido días de confinamiento en casa, con salidas muy restringidas, y una lenta transición hacia lo que se ha denominado como nueva normalidad. 

Pero, ¿cómo afectará esta nueva normalidad a nuestras mascotas? Sabido es que el mundo entero se ha visto obligado a cambiar ciertas costumbres, y parece ser algo que no se recuperará de forma rápida. Así que toca replantearse la vida y tomar ciertas decisiones que nos mantengan, tanto a nosotros como a ellos, nuestros mejores amigos, en condiciones óptimas de salud física y mental. Veamos cómo hacerlo.

Pautas para la vuelta a la normalidad de nuestras mascotas

Hace unas semanas hablamos sobre cómo hacer una desescalada correcta con nuestras mascotas. ¿Por qué? Porque, como nosotros, han estado días encerrados, sin ver a otras personas o animales más allá de los del núcleo familiar, y esto irremediablemente les ha afectado a nivel físico y emocional

Debemos ser prudentes a la hora de sacarles fuera y retomar su actividad física, puesto que no están en forma y un exceso de ejercicio podría derivar en lesiones no deseadas. Tal y como ya apuntamos, lo recomendable es ir gradualmente sacándolos e incrementando poco a poco su actividad. Si en la primera fase optásteis por un paseo corto, podéis aumentarlo en la segunda, o ir haciendo carreras, incluso añadiendo juegos como palos o pelotas. Pero, insistimos, siempre paulatinamente. 

Igualmente, la interacción social debe retomarse poco a poco. No forzarles, sino dejar que sean ellos los que se acerquen a otros animales. Es importante siempre practicar el respeto con los animales. Ellos tienen sus tiempos, y después de una época convulsa es normal que puedan también sentirse ansiosos, con cuadros de estrés. Debemos ser pacientes e ir integrándoles de nuevo en la vida normal. 

Pero la nueva normalidad también implica nuevas rutinas. Tu mascota has estado más de dos meses pegado a ti, pero es probable que en esta nueva etapa tú tengas que retomar tu trabajo, tu vida social o familiar, y que tu perro o tu gato tenga que pasar más tiempo solo. Y esto podría ocasionarles de nuevo cuadros de ansiedad, miedos… ¿La solución? De nuevo, ir trabajando poco a poco con ellos. Ir sumando progresivamente sus tiempos de soledad para que se acostumbren de nuevo a ello. 

Un ejercicio que puede ayudarnos en la tarea puede ser el de los premios. Premiar sus conductas positivas con mimos, con un alimento, les hará entender que lo que hacen está bien e irán interiorizando las nuevas rutinas. 

Sobre todo, desde Frontline te recomendamos paciencia y mucho cuidado. A fin de cuentas son los más fieles compañeros y se merecen por nuestra parte todo el amor del mundo. ¿No crees?

Compartir artículos: 

arriba / siguente