SALUD Y BIENESTAR

Cómo ayudar a combatir el calor a perros y gatos

¡Nos encanta el verano! Pero hay una realidad que no debemos obviar, y es que con la llegada del sol estival llegan también las altas temperaturas, responsables en muchos casos de cierta apatía en nuestros animales de compañía. El calor para perros y gatos puede ser peligroso, desde Frontline te contamos algunos consejos prácticos para ayudar a tu mascota.

Así es. El calor ejerce sus consecuencias en la salud de nuestras mascotas, tanto a nivel físico como anímico, si bien es cierto que con unos pequeños cuidados es posible conseguir que también ellos disfruten del verano como se merecen. Hoy hemos querido centrarnos en ello, en una serie de pautas para ayudar a combatir el calor a perros y gatos. ¿Cómo podemos ayudarles a ellos, a nuestros fieles compañeros? He aquí la respuesta.  

Algunos consejos para ayudar proteger del calor a perros y gatos 

Pocas cosas hay más reconfortantes que un buen paseo por la orilla de una playa. Además de servirle como juego o divertimento, el agua del mar ayudará a nuestra mascota a refrescarse durante los días de verano. Aunque hay playas que no permiten la entrada de perros, existen otras muchas a las que sí podrás llevarles para disfrutar juntos de una sesión playera. 

En general el agua es buena compañera del calor, por lo que procura siempre, sobre todo a las horas en las que el sol más aprieta, proporcionarle agua fresca para que se hidraten. Es importante, como decimos, que el agua esté fresquita, por lo que nuestra recomendación es que la vayas cambiando cada poco tiempo, evitando así que ésta se caliente y no sea nada apetecible para tu chucho. ¿Acaso a alguien le gusta un caldo en pleno agosto?

Algo similar ocurre con la comida. Si notas que tu perrete está con poco apetito podría deberse a que su comida se ha calentado en exceso, sobre todo si se trata de alimento enlatado. Lo ideal es servirle sus comidas en las horas en que el calor no castigue tanto, y evitar rellenar en exceso su plato. La comida sobrante podría recalentarse, incluso estropearse. 

Pero si hablamos de sol, calor y perros, también debemos tocar el tema del pelaje. Sobre todo en perretes con pelo largo o melena, lo recomendable es hacer un corte de verano que, ante la duda, podremos consultar con nuestro veterinario de confianza. Pero es obvio que una capa gorda de pelaje aportará mucho más calor del normal a cualquier mascota, y lo que buscamos es el efecto contrario, que incluso en días de mucho sol se mantenga fresquito. 

Evita también añadidos de ropa (eso queda para el invierno) y si fuera necesario, recurre a duchas fresquitas sin jabón para refrescarle aún más. 

Prueba con estos pequeños consejos para evitar golpes de calor en perros y gatos. Y recuerda que, ante la duda, nadie mejor que tu veterinario para orientarte. 

Compartir artículos: 

arriba / siguente