CONSEJOS Y CURIOSIDADES

¿Cómo bañar a tu mascota y no morir en el intento?

Tener una mascota es toda una maravilla. Sus mimos, su lealtad, su compañía… Pero, ¡ay!, ¿y cuándo llega la hora del baño? Aunque no todos los animales tienen el mismo carácter, a muchos de ellos les asusta el agua y el momento del aseo puede convertirse en toda una odisea. 

Sin embargo, bañar a tu mascota no tiene por qué convertirse en un problema si lo hacemos con cuidado, con los productos adecuados, y siguiendo algunas pautas que hoy te traemos. 

5 consejos para bañar a tu mascota 

Como decíamos, ¿por qué hacer del momento del baño de nuestra mascota un problema si podemos convertirlo en algo hasta incluso divertido? Veamos cómo hacerlo bien y no morir en el intento. 

1.  Primero: asegúrate de que la temperatura del agua es agradable y coloca, en la medida de lo posible, un algodón en cada oreja de tu mascota para evitar que le entre el agua. Por supuesto, para hacerlo no escatimes en mimos. Relaja a tu mascota acariciándola y verás que poco a poco la cosa fluirá bien. 

2. Moja el cuerpo de tu mascota, excepto la cabeza, hasta que el pelaje esté totalmente mojado. Luego aplica suavemente el champú y masajéale todo el cuerpo, evitando de nuevo la cabeza. Como las características de los animales tampoco son las mismas, te recomendamos que elijas el champú más adecuado para tu mascota de entre la gama de champús de Frontline PetCare, desarrollados, entre otros, para pelajes blancos, oscuros, para desenredar y dar brillo, para cachorros, etc. 

3. Aclara a tu mascota hasta conseguir sacar todo el jabón de su cuerpo y así evitar posibles irritaciones de la piel. 

4. Llega la hora del secado. Ten a mano varias toallas para sustituir una por otra cuando estén mojadas. En el caso de los perros te recomendamos primero colocar la toalla sobre el lomo de tu mascota y masajear suavemente su pelo para absorber el auga. Luego lo ideal es secar su barriga, pecho y almohadillas.

5. Cepilla a tu mascota para evitar nudos en su pelaje y darle un aspecto bonito y limpio. 

Si fuera necesario puedes pedir la ayuda de otra persona, y como te decíamos, hacer la hora del baño más divertida con algún juguete que consiga entretener a tu mascota mientras le aseas. Con mimo y paciencia lo haréis fácil y tu mascota lucirá más limpita que nunca.

Compartir artículos: 

arriba / siguente