las enfermedades más comunes de los gatos y cómo prevenirlas
SALUD Y BIENESTAR

Las enfermedades más comunes de los gatos

las enfermedades más comunes de los gatos y cómo prevenirlas

Los gatos pueden verse expuestos a varias enfermedades a lo largo de su vida. Descubre más sobre las enfermedades de los gatos para proteger mejor a tu mascota

Enfermedades de los gatos: Pulgas y garrapatas

Si tu gato sale al exterior está especialmente expuesto al riesgo de contraer parásitos externos como las pulgas. La infestación por pulgas causa picor y, en algunos casos, una enfermedad de la piel conocida como dermatitis alérgica por pulgas o DAP. Esta enfermedad desencadena prurito (picor intenso de la piel) y puede reconocerse por las lesiones cutáneas que provoca en el lomo y las patas traseras del animal. Protege a tu gato contra estos parásitos con un tratamiento antipulgas que actúe tanto en el gato como en el entorno. Desde Frontline te sugerimos el tratamiento Combo para gatos para proteger a tu mascota y cuidar de su salud. Ten cuidado: no utilices pipetas para perros que contengan permetrina, ya que este compuesto es muy peligroso para los gatos.

En cuanto a las garrapatas, este parásito es mucho menos habitual en el gato que en el perro. Sin embargo, hay que tener en cuenta que pueden transmitir enfermedades graves, como la piroplasmosis.

 

Cistitis e infecciones de las vías urinarias

Los gatos son especialmente propensos a padecer infecciones urinarias. Si tu gato micciona fuera de la bandeja, se lamenta o se queja al hacerlo o si hay sangre en su orina, es probable que sufra una infección urinaria, una patología muy frecuente en estos animales. Los problemas urinarios deben tratarse rápidamente para evitar el dolor y las molestias que ocasionan, pero también para prevenir sus posibles complicaciones, como las infecciones renales.

Enfermedades de las vías respiratorias altas

Las enfermedades de las vías respiratorias altas  también son frecuentes en los gatos y se manifiestan con un resfriado común, goteo nasal, estornudos, dificultades para respirar y, en ocasiones, conjuntivitis.

La enfermedad en sí misma no es grave, pero si el sistema inmunitario del gato está debilitado, pueden producirse complicaciones. Si tu gato tiene fiebre y sus fluidos contienen pus, necesitará recibir antibióticos hasta que se cure del todo.

Conocer las principales enfermedades de los gatos es la mejor manera para prevenirlas. Y recuerda visitar al tu veterinario ante cualquier duda o pregunta acerca de la salud de tu mascota.

Compartir artículos: