CONSEJOS Y CURIOSIDADES

Los golpes de calor en perros: cómo protegerles

El sol brilla y las temperaturas suben, lo cual es una buena noticia para nosotros. Sin embargo, esto puede convertirse rápidamente en una situación peligrosa para nuestros amigos peludos - a fin de cuentas, ¿te gustaría llevar un abrigo de piel en verano? Los golpes de calor en perros son graves y peligrosos, y pueden ser potencialmente mortales.

En comparación con nosotros, nuestras mascotas no están tan bien adaptadas para mantenerse frescas y solo pueden sudar a través de las almohadillas plantares. En lugar del sudor, para liberarse del exceso de calor corporal dependen del jadeo, que no siempre es eficaz. Descansar sobre superficies frías, darse un baño, ponerse a la sombra o tener acceso a la brisa, son otras formas de ayudar a nuestros amigos peludos a mantenerse frescos. 

Sin embargo, si tu mascota se encuentra en una situación en la que no tiene acceso a nada de lo anterior, es posible que jadear por sí solo no sea lo suficientemente eficaz para refrescarse. Esto puede hacer que su temperatura corporal aumente rápidamente a medida que el cuerpo se sobrecalienta, provocando un golpe de calor.

Desde Frontline te animamos a usar productos para la higiene de tu mascota que sean adecuados para esta época del año. El spray hidratante cotidiano de Frontline protege e hidrata su piel a la vez que refresca.

¿Cómo se producen los golpes de calor en perros?

Tomar el sol: en verano, nuestras mascotas amantes del sol disfrutarán de la oportunidad de tomar el sol en el jardín, estirándose en medio del césped a pleno sol o en una azotea. Sin embargo, si pasan demasiado tiempo al sol o sin brisa, pueden correr el riesgo de sobrecalentarse. 

Terrazas interiores: para muchos de nuestros perros y también para los gatos, no hay nada que puedan disfrutar más que una siestecita en una terraza interior en un día de sol, ¡pero ten cuidado, ya que ésta se puede calentar rápidamente convirtiéndose en un invernadero! Por lo tanto, comprueba siempre que no quedan animales en una terraza interior o un porche acristalado antes de cerrar la puerta o salir para todo el día. 

Coches: dejar a tu mascota en el coche en un día cálido, aunque sea durante un corto periodo de tiempo, puede ser muy peligroso. Al igual que en las terrazas interiores, en poco tiempo la temperatura dentro del coche aumenta y tu perro puede encontrarse de pronto en una situación que ponga en riesgo su vida.

Paseos con el perro: cuando hace sol, salir con el perro a dar un agradable paseo parece una buena idea. Ten cuidado, ya que incluso su paseo habitual puede ser demasiado largo en un día soleado. Caminar por lugares expuestos al sol, por ejemplo, por campos o parques sin sombra o sin acceso al agua puede ser peligroso, ya que tu mascota puede tener problemas para mantenerse fresca y podría sobrecalentarse rápidamente.

Pelo oscuro/espeso: las mascotas con un pelo espeso, oscuro, o ambas cosas, tienen mayor riesgo de sufrir un golpe de calor, ya que su pelo va a absorber el calor como una esponja y lo va a conservar.

Razas de hocico corto (braquicéfalas): Tienen un riesgo aún mayor de sufrir un golpe de calor, ya que están peor adaptadas para mantenerse frescas y no toleran bien el calor.

¿Cómo puedo proteger a mi mascota cuando está al sol?

Desde Frontline te facilitamos algunos consejos para hacer más saludable la vida de nuestra mascota en verano: 

  • Evita salir a caminar durante las horas más calurosas del día y, en lugar de ello, cambia el paseo a las primeras horas de la mañana temprano y a la tarde, cuando hace más fresco para así evitar los golpes de calor en perros.

  • Camina por zonas donde haya acceso a la sombra y a agua, por ejemplo, por un bosque, junto a un lago o cerca del mar.

  • Evita caminar durante mucho tiempo, ¡aunque tu perro tenga ganas!

  • Lleva una botella grande de agua y un cuenco portátil para tu perro; si es necesario, puedes usar el agua para refrescar el cuerpo de tu perro.

  • En verano, mantén corto el pelo de las mascotas con pelaje largo y espeso.

  • ¿Por qué no tener en el jardín una piscina hinchable para perros? Puede ser un auténtico placer, especialmente si tiene un sabueso amante del agua. Es una excelente manera de refrescarse.

  • En casa o en los viajes imprescindibles en coche, puedes usar una alfombrilla de gel refrescante. 

  • También puedes comprarle a tu perro una chaqueta refrigerante y ponérsela antes de salir a pasear. Estas están hechas de un tejido especial que se rocía con agua y forma una barrera de enfriamiento frente al calor.

Algunos de los nuevos dispositivos para el estilo de vida y el seguimiento de la mascota llevan un sistema de control de la temperatura. Éste se puede configurar para ver si la temperatura corporal de tu mascota supera el nivel recomendado.

  • Si piensas llevarte a tu mascota a la playa este verano, asegúrate de llevar una sombrilla (especialmente si a tu perro no le gusta el agua) para facilitarle una sombra en la que protegerse del sol.

Si te preocupa que tu mascota haya podido sufrir un golpe de calor, llévala inmediatamente al veterinario. Entre tanto, puedes ayudarle a refrescarse poniéndole en el cuerpo paños húmedos y frescos (evita el agua fría, que podría provocar un shock), en la barriga y en las almohadillas plantares y llevarla a la sombra o al interior lo antes posible.





 

Compartir artículos: