preguntas frecuentes

¿Tienes preguntas sobre las marcas FRONTLINE® o pulgas y garrapatas? Nuestros expertos te pueden ayudar.

RIESGO DEL PRODUCTO EN GATOS

FRONTLINE TRI-ACT ha sido formulado para ser utilizado únicamente en el perro, tal y como se indica en su prospecto. El principio activo que confiere al producto el efecto repelente, la permetrina, se metaboliza muy lentamente en el gato, por lo que produce una intoxicación potencialmente mortal en esta especie. Como todos los productos que contienen permetrina, FRONTLINE TRI-ACT está contraindicado en el gato.

FRONTLINE TRI-ACT está indicado únicamente en perros. Los estudios de campo demuestran que el tratamiento de un perro con este antiparasitario no produce efectos perjudiciales en los gatos con los que convive. De todas maneras, los gatos y los perros tratados deberían mantenerse separados hasta que se haya secado la zona de aplicación del producto.

Debe descontaminar la piel lo antes posible para eliminar el producto. Bañe al gato con agua tibia y un detergente suave (jabón o champú) para eliminar cualquier resto de producto de la piel o el pelo del animal. Seque al gato y manténgalo caliente para evitar una hipotermia que podría empeorar los síntomas clínicos. Si su gato ha estado en contacto con el producto, acuda de inmediato a su veterinario.

FRONTLINE TRI-ACT puede provocar convulsiones en el gato, ya que afecta a su sistema nervioso, y es potencialmente mortal en esta especie. FRONTLINE TRI-ACT está indicado únicamente en perros. Si su gato ha estado en contacto con el producto, acuda de inmediato a su veterinario.