preguntas frecuentes

¿Tienes preguntas sobre las marcas FRONTLINE® o pulgas y garrapatas? Nuestros expertos te pueden ayudar.

PULGAS, GARRAPATAS E INSECTOS VOLADORES

El contagio entre el perro y el ser humano de una enfermedad transmitida por vectores, como la leishmaniosis, la filariosis o la enfermedad de Lyme, nunca es directo. Este tipo de enfermedades solo se transmite a través de la picadura de un parásito infectado (garrapata, mosquito o flebótomo en función de la enfermedad).

El efecto repelente (antialimentación) de FRONTLINE TRI-ACT evita que los parásitos piquen al animal para alimentarse de su sangre, por lo que se reduce el riesgo de que el perro contraiga enfermedades transmitidas por vectores como la leishmaniosis, la filariosis, la babesiosis, la anaplasmosis, la ehrlichiosis o la enfermedad de Lyme.

No hay datos científicos que avalen la eficacia de los antiparasitarios “naturales” o “biológicos”, por lo que es mejor recurrir a un producto autorizado de eficacia probada, como FRONTLINE TRI-ACT. Otra manera fácil y natural de aumentar la eficacia de los tratamientos farmacológicos es pasar el aspirador por toda la casa.

Las picaduras pueden producir irritación e infección, pero lo más importante es que los parásitos, pueden transmitirle a usted o a su perro enfermedades. Los flebótomos, por ejemplo, pueden transmitir la leishmaniosis al perro y ésta se puede transmitir al ser humano a través de una picadura del mismo flebotomo infectado.

Los flebótomos y los mosquitos pueden transmitir enfermedades graves al ser humano y al perro. Por ejemplo, los flebótomos actúan como vectores de la leishmaniosis. Los mosquitos pueden transmitir la filariosis al perro y numerosas enfermedades causadas por virus o protozoos al ser humano.