preguntas frecuentes

¿Tienes preguntas sobre las marcas FRONTLINE® o pulgas y garrapatas? Nuestros expertos te pueden ayudar.

Para aplicar el producto, separe con los dedos el pelo del animal situado entre los omóplatos y, una vez visible la piel, vacíe el contenido de la pipeta en dos puntos distintos: uno situado en la base del cráneo y otro 2 o 3 cm más abajo. Es muy importante que no aplique el producto en una zona que pueda lamerse el animal, como la base de la cola. Esta es la razón por la cual se recomienda una aplicación en dos puntos distintos de la piel.

FRONTLINE TRI-ACT puede utilizarse en cualquier raza de raza a partir de las 8 semanas de edad y con un peso mínimo de 2 kg.

FRONTLINE TRI-ACT está indicado únicamente en perros. El tratamiento debe aplicarse cada 4 semanas, poniendo especial atención en los meses de más calor,  Abril - Octubre, que es cuando los insectos que transmiten la enfermedades son particularmente activos. Aunque el mejor tratamiento es siempre la prevención, con lo que aconsejamos una desparsitación a lo largo de todo el año.

No. FRONTLINE TRI-ACT solo puede aplicarse a perros que pesen un mínimo de 2 kg. Le recomendamos que consulte con su veterinario los tratamientos disponibles para un perro de pequeño tamaño como el suyo.

Las garrapatas permanecen activas incluso en los meses de invierno, por lo que el tratamiento debe aplicarse durante todo el año. Con Frontline tri-act las garrapatas suelen morir en el plazo de 48 horas y si quedara alguna enganchada podrá extraerla con facilidad, con mucho cuidado para evitar que alguna parte de la cabeza o de la mandíbula se quede dentro de la piel y pueda causar alguna infección. Una vez aplicado, el producto es eficaz como repelente contra garrapatas durante 4 semanas.

Si su perro pesa más de 60 kg pero menos de 80 kg, utilice una pipeta de 6 ml (envase para perros de gran tamaño) y una pipeta de 2 ml (envase para perros de tamaño mediano). Esta cantidad de producto es suficiente para perros de hasta 80 kg. Si su perro pesa más de 80 kg, consulte las opciones disponibles con su veterinario.

Aunque no salga nunca fuera, su perro puede contraer pulgas por el mero hecho de que un animal que no haya recibido tratamiento antipulgas venga de visita a casa. En las zonas endémicas, los mosquitos y los flebótomos pueden picar al animal y transmitirle enfermedades como la leishmaniosis y la filariosis, incluso estando en casa. Es fundamental, por lo tanto, proteger a su animal aunque salga fuera muy de vez en cuando.

Contacte con su veterinario para tener más información al respecto.

Este producto está indicado únicamente en perros y es tóxico para los gatos. No utilice FRONTLINE TRI-ACT en gatos o conejos. Los productos Frontline tienen un excelente perfil de seguridad y los efectos secundarios son muy poco frecuentes. Sin embargo,pueden aparecer efectos secundarios, aunque leves y transitorios en la mayoría de los casos. Consulte el prospecto para tener más información.

Los estudios demuestran que FRONTLINE TRI-ACT mantiene su eficacia aunque el perro tratado se moje o se meta en el agua (por ejemplo, si nada o le bañan). Sin embargo, no se debe bañar con champú al animal o dejarle que nade en las 48 horas siguientes a la aplicación del producto. En caso de baños frecuentes con champú, la duración de la eficacia del tratamiento puede verse reducida.

No. FRONTLINE TRI-ACT elimina a las pulgas, las garrapatas y los insectos voladores por contacto directo con el pelo y la piel del animal tratado. Además, el producto evita que piquen al perro, ya que ejerce un efecto repelente contra las garrapatas y los insectos voladores.

No se han llevado a cabo estudios con este producto en perras gestantes o en lactación. Pida más información a su veterinario.

FRONTLINE TRI-ACT contiene fipronilo y permetrina. Una vez aplicado el producto, las dos sustancias se almacenan en las glándulas sebáceas de la piel del perro desde donde se van distribuyendo de forma continua, a través de los folículos pilosos, por todo el pelo y la piel. Las pulgas, las garrapatas y los insectos voladores que toquen la piel del animal mueren por contacto directo. Además, las garrapatas y los insectos voladores son repelidos de inmediato nada más acercarse a la piel del perro.

Debe tratar a su perro cada cuatro semanas. El tratamiento con FRONTLINE TRI-ACT reduce el riesgo de picadura, ya que la acción repelente del producto se mantiene por encima del 80% durante 4 semanas.

Si lo baña habitualmente o le gusta nadar, se recomienda aplicar el producto cada 4 semanas durante todo el año. Si el perro nada o se baña muy a menudo (más de dos veces por semana), la eficacia de FRONTLINE TRI-ACT puede disminuir. Esto es porque el producto no actúa por vía sistémica (no viaja por el torrente sanguíneo), sino que ejerce su acción por contacto directo con el parásito, lo que significa que depende de los aceites naturales de la piel del perro para mantener su eficacia.

FRONTLINE TRI-ACT está autorizado para su uso en perros con un intervalo entre tratamientos de al menos 4 semanas. No recomendamos que se aplique más a menudo.

Bañar o lavar con champú al perro hasta una hora antes del tratamiento no afecta a su eficacia si el pelaje y la piel del animal están en ese momento totalmente secos. Se recomienda esperar a que transcurran 48 horas desde la aplicación del producto para bañar al animal.

En el caso de FRONTLINE TRI-ACT, el intervalo mínimo entre dos tratamientos es de 4 semanas. Si se utilizan otros productos, hay que revisar el intervalo recomendado entre tratamientos que se menciona en su prospecto. Consulte con su veterinario si necesita más información.

Tras aplicar FRONTLINE TRI-ACT se recomienda mantener al animal alejado de la lluvia durante 24 horas. Si se moja antes, es muy poco probable que la lluvia haya sido lo suficientemente intensa como para haber arrastrado o eliminado el producto. Sin embargo, si su perro queda realmente empapado de forma que precisa aplicar de nuevo el tratamiento, le recomendamos que consulte con su veterinario para saber cómo hacerlo.

Los principios activos de FRONTLINE TRI-ACT, el fipronilo y la permetrina, se extienden y se distribuyen por todo el cuerpo del animal en unas 24 horas. Es entonces cuando su perro queda protegido. Por tanto, debe aplicar la pipeta de FRONTLINE TRI-ACT 24 horas antes de viajar a una zona endémica. Debe repetir el tratamiento 4 semanas después.

No. FRONTLINE TRI-ACT solo debe usarse en perros. Existen en el mercado productos específicos para otras especies domésticas, por lo que debe asegurarse de utilizar el que esté especialmente formulado para ellos. No utilice FRONTLINE TRI-ACT en gatos o conejos, ya que el tratamiento puede causar reacciones adversas o incluso la muerte en estas especies.

Siga siempre las instrucciones de uso. Los perros tratados no plantean ningún riesgo o peligro para la salud de los niños o los adultos que puedan quedar expuestos al producto por inhalación, por contacto con la piel  o por vía oral. Es aconsejable que los niños y los adultos no jueguen o acaricien al animal tratado hasta que la zona de aplicación se haya secado y es recomendable no dormir con el perro, aunque si suele hacerlo, debería evitarse el día en que el producto se ha aplicado.

Se recomienda aplicar un tratamiento contra los mosquitos, los flebótomos y las garrapatas según el país europeo o la zona que se va a visitar y, en especial, si se viaja a la región mediterránea, siempre antes de viajar. Si va a estar fuera más de un mes, asegurese de respetar el intervalo entre tratamientos que figura en las instrucciones del prospecto. Examine también de forma regular a su perro. Para más información consulte www.fleatickrisk.com.

Como norma general, es aconsejable evitar el contacto directo con cualquier producto químico, especialmente durante el embarazo, por lo que le recomendamos, como medida de precaución si está embarazada, no aplicar el producto o tocar al animal hasta que el pelo y la piel del perro estén totalmente secos. Si está embarazada y solo usted puede aplicar FRONTLINE TRI-ACT, le aconsejamos ponerse guantes y lavarse bien las manos con agua y jabón después de hacerlo.

No se debería tocar o acariciar al perro ni dejar que los niños jueguen con él hasta que la zona de aplicación del producto se haya secado. Se recomienda por lo tanto que, en vez de tratar al perro durante el día, se le aplique la pipeta al atardecer y no se le deje dormir con el(los) propietario(s) y, en especial, con los niños.

FRONTLINE TRI-ACT está disponible en la mayoría de los países europeos donde son comunes los insectos voladores y las garrapatas, como España, por supuesto, pero también Francia, Portugal, Italia, Grecia y Croacia.

No hay datos científicos que avalen la eficacia de los antiparasitarios “naturales” o “biológicos”, por lo que es mejor recurrir a un producto autorizado de eficacia probada, como FRONTLINE TRI-ACT. Otra manera fácil y natural de aumentar la eficacia de los tratamientos farmacológicos es pasar el aspirador por toda la casa.

Las picaduras pueden producir irritación e infección, pero lo más importante es que los parásitos, pueden transmitirle a usted o a su perro enfermedades. Los flebótomos, por ejemplo, pueden transmitir la leishmaniosis al perro y ésta se puede transmitir al ser humano a través de una picadura del mismo flebotomo infectado.

Los flebótomos y los mosquitos pueden transmitir enfermedades graves al ser humano y al perro. Por ejemplo, los flebótomos actúan como vectores de la leishmaniosis. Los mosquitos pueden transmitir la filariosis al perro y numerosas enfermedades causadas por virus o protozoos al ser humano.

El contagio entre el perro y el ser humano de una enfermedad transmitida por vectores, como la leishmaniosis, la filariosis o la enfermedad de Lyme, nunca es directo. Este tipo de enfermedades solo se transmite a través de la picadura de un parásito infectado (garrapata, mosquito o flebótomo en función de la enfermedad).

El efecto repelente (antialimentación) de FRONTLINE TRI-ACT evita que los parásitos piquen al animal para alimentarse de su sangre, por lo que se reduce el riesgo de que el perro contraiga enfermedades transmitidas por vectores como la leishmaniosis, la filariosis, la babesiosis, la anaplasmosis, la ehrlichiosis o la enfermedad de Lyme.

FRONTLINE TRI-ACT puede provocar convulsiones en el gato, ya que afecta a su sistema nervioso, y es potencialmente mortal en esta especie. FRONTLINE TRI-ACT está indicado únicamente en perros. Si su gato ha estado en contacto con el producto, acuda de inmediato a su veterinario.

FRONTLINE TRI-ACT ha sido formulado para ser utilizado únicamente en el perro, tal y como se indica en su prospecto. El principio activo que confiere al producto el efecto repelente, la permetrina, se metaboliza muy lentamente en el gato, por lo que produce una intoxicación potencialmente mortal en esta especie. Como todos los productos que contienen permetrina, FRONTLINE TRI-ACT está contraindicado en el gato.

FRONTLINE TRI-ACT está indicado únicamente en perros. Los estudios de campo demuestran que el tratamiento de un perro con este antiparasitario no produce efectos perjudiciales en los gatos con los que convive. De todas maneras, los gatos y los perros tratados deberían mantenerse separados hasta que se haya secado la zona de aplicación del producto.

Debe descontaminar la piel lo antes posible para eliminar el producto. Bañe al gato con agua tibia y un detergente suave (jabón o champú) para eliminar cualquier resto de producto de la piel o el pelo del animal. Seque al gato y manténgalo caliente para evitar una hipotermia que podría empeorar los síntomas clínicos. Si su gato ha estado en contacto con el producto, acuda de inmediato a su veterinario.