SALUD Y BIENESTAR

Protector solar para perros: cuida de tu mascota en verano

Hace un día fantástico fuera y quizás estás pensando en alguna aventura llena de sol con tu perro o gatito al aire libre. Pero ten cuidado: del mismo modo que tenemos que proteger nuestra piel del sol para evitar quemaduras este verano, ¡también debemos pensar en nuestra mascota! El protector solar para perros es un imprescindible si nuestra mascota va a pasar muchas horas expuesto a los rayos solares.

El pelaje y la piel pigmentada ayudan al animal a protegerse de los fuertes rayos UV que causan quemaduras solares. Sin embargo, en el caso de las mascotas con el pelaje blanco, con un pelo fino o sin pelaje (como nuestro amigo el crestado chino), los rayos dañinos del sol van a penetrar fácilmente en su piel aumentando el riesgo de quemaduras solares. Esto también se refiere a gatos y perros a los que se ha cortado el pelo.

Además de ser dolorosas, las quemaduras solares hacen a tu mascota vulnerable al desarrollo de cáncer de piel, que puede ser mortal. Los rayos UV del sol causan cáncer de piel al penetrar en ella y dañar a los genes que se encuentran en el interior de sus células. La delicada piel alrededor de las orejas y el hocico es especialmente sensible a las quemaduras solares y, por lo tanto, al cáncer de piel, por lo que debes poner especial atención en proteger estas áreas.

¿Cómo puedo proteger a mi mascota cuando está al sol?

Aplica una protector solar apto para perros en cualquier área no pigmentada o que esté expuesta, como orejas, hocico, barriga y muslos. Lo ideal es que uses una de al menos FPS 15.

Si tienes previsto llevarte este verano a tu mascota a la playa o a una comida campestre, asegúrate de llevar una sombrilla para que pueda protegerse del sol.

Si tu mascota tiene grandes áreas de piel no pigmentada o una fina capa de pelaje, prueba a usar una camiseta infantil para proteger su cuerpo. También puedes comprar un “traje de protección solar” para tu mascota que no dejará pasar los rayos UV.

Lo mejor para las mascotas que son propensas a quemarse es que no se expongan a los rayos del sol si es posible.

Si tu mascota sufre quemaduras solares, retírala del sol inmediatamente y busca atención veterinaria. Entre tanto puedes utilizar un gel de aloe vera para aliviar las molestias de la piel quemada por el sol y hacer que se sienta cómoda. Las quemaduras del sol normalmente se curan en pocos días y generalmente no dejan cicatrices.

Para proteger y curar la piel de tu mascota, te sugerimos el gel protector de la piel de Frontline, diseñado para suavizar la piel irritada en perros y gatos.

Diviértete al sol este verano, pero cuida y protege a tu perro con protector solar.

 

Compartir artículos: