SALUD Y BIENESTAR

Pulgas en casa sin animales

¿De dónde vinieron y qué hacer ahora? Tener pulgas en casa no es una situación agradable pero uno puede quedar descolocado si tiene pulgas en casa sin tener animales. Lo más probable es que hayas tenido la visita de amigos con mascotas que tenían pulgas o que te hayas mudado a una casa donde había gatos o perros, incluso aunque se hayan ido hace ya algún tiempo.

Lo que sucede es que las pupas de pulga están protegidas dentro de un capullo durante su desarrollo para ser pulgas adultas y en ausencia de un hospedador pueden merodear en este estado protegido durante bastante tiempo. Las pulgas solo salen cuando creen que ha llegado un nuevo hospedador y esto lo notan al detectar movimiento, calor y dióxido de carbono que indican que hay un hospedador en los alrededores.

Lo más probable es que las pulgas presentes sean de gato o de perro y, aunque pueden picar a las personas, no las consideran un hospedador adecuado y se dejarán caer de nuevo. Como no pueden alimentarse de sangre de personas, las pulgas acabarán muriendo (ya que necesitan alimentarse de sangre para producir huevos), aunque es posible que piquen con frecuencia a su familia humana antes de que eso suceda.

Si una mascota no tratada entra en casa, una pulga puede subir a bordo, alimentarse y producir huevos. Aunque ésto tarda 24 horas y si para entonces no están en la casa no perpetuarán allí el ciclo vital, ¡podrían comenzar una nueva infestación en otra casa!

Mucho menos frecuentes son las pulgas humanas. Si tienes una pulga humana en tu casa, tu serás un hospedador adecuado, el ciclo vital se completará y las pulgas se multiplicarán, lo que podría dar lugar a una infestación en tu casa.

Para acabar con pulgas que tienes en casa aunque no tengas animales, Frontline te da algunos consejos:

  1. Pasar la aspiradora enérgicamente para molestar a las pulgas dentro de los capullos – estos son muy pegajosos por lo que no se pueden aspirar fácilmente, pero la vibración puede alentarlos a eclosionar. El aspirado regular de la casa (1 vez/semana): alfombras, debajo de los muebles, etc., es decir, todos aquellos lugares por donde puede haberse creado una población de pulgas.
  2. Lavar concienzudamente (1 vez/semana) las mantas, camas, etc. donde los animales hayan podido estar en contacto con animales, por lo menos 60 grados si es posible.
  3. Los juguetes suaves para niños se pueden meter en una bolsa y dejarlos en un congelador durante 5 días para matar cualquier pulga presente.
  4. Aplicación de algún producto para ayudar a controlar el ambiente interno de la casa del animal. Hay que tener en cuenta que hay que aplicarlo en todas aquellas ubicaciones donde el animal esté  (a parte de los diferentes lugares de la casa, también en coches, sótanos, garajes, etc.).



 

Compartir artículos: 

arriba / siguente