SALUD Y BIENESTAR

Pulgas en el jardín: protege a tu mascota

El otoño ha llegado, pero eso no quiere decir que no podamos seguir disfrutando al aire libre. ¡Tu mascota estará deseando acompañarle y para muchos de nuestros gatos y perros amantes del sol, no hay nada que les haga disfrutar más que descansar en el jardín tomando los primeros rayos del otoño! Si se acaloran demasiado, siempre pueden retirarse a un lugar agradable a la sombra, bajo un árbol o un arbusto. Sin embargo, hay que tener especial cuidado con las pulgas en el jardín.

Ten cuidado, ya que tú y tu mascota podéis no ser los únicos que están disfrutando de tu parcela. Las garrapatas y pulgas pueden estar al acecho en cualquier parte, ¡incluso en tu jardín!

¿Cómo entran las garrapatas y pulgas en el jardín?

Los animales salvajes, como aves, zorros y erizos, a menudo visitan nuestros jardines en busca de alimento o de un lugar para instalarse. Desgraciadamente, también pueden llevar unos invitados no deseados, ¡garrapatas! Una vez que una garrapata ha terminado de alimentarse, se desprende de su hospedador y cae en el área circundante, que podría ser tu jardín trasero. 

Algunas garrapatas también pueden haberse escondido en tu jardín, inactivas, durante los fríos meses de invierno. Sin embargo,, cuando la temperatura en el exterior aumenta, estas garrapatas dormidas se despiertan y buscan el alimento más cercano. En especial, les encanta esconderse en lugares húmedos o sombreados o en zonas de hierba descuidada o vegetación densa. Ahí se encaraman en el borde de una hoja o en una brizna de hierba ansiosas por su próxima comida, ¡que podría ser tu mascota mientras toma incauta el sol o está a la sombra!

Pulgas en el jardín: algunos consejos para eliminarlas

Aquí tienes algunos consejos importantes para “limpiar a fondo” tu jardín y deshacerte de cualquier “escondite” de garrapatas y pulgas:

  1. Retira las hojas muertas y las pequeñas ramas del jardín.

  2. Mantén la hierba bien cortada.

  3. Usa una desbrozadora para cortar cualquier zona de hierba o vegetación descuidada.

  4. ¡Ten cuidado con los erizos que pueden estar dormitando bajo las hojas, para que no sufran ningún daño!

De modo que al pasar nuestras mascotas más tiempo al aire libre, es importante controlarlas regularmente en busca de garrapatas y pulgas, ¡incluso si no se aventuran más allá de los límites del jardín! Para tu tranquilidad, ayuda a protegerlas aplicándoles FRONTLINE® Spot On para perros o para gatos o FRONTLINE® Plus regularmente también este otoño y disfruta del tiempo que pasáis juntos al aire libre. 

Compartir artículos: 

arriba / siguente