CONSEJOS Y CURIOSIDADES

Ronroneo en gatos: todo lo que no sabías

El ronroneo en gatos es parte fundamental de su ser, y los amantes de este felino bien lo saben. En realidad es un sonido bonito, que acompaña, tranquiliza y que en realidad es más complejo y misterioso de lo que a simple vista pueda parecer. 

Generalmente el ronroneo en gatos se asocia a un estado de alegría y bienestar, pero puede tener otros significados. También podría interpretarse como: 

  • Una forma de decir “te quiero” a quienes les rodean.

  • El gato está asustado o estresado, y ronronea porque esto le produce un efecto calmante.

  • Es un medio más de comunicación con su entorno, sus semejantes y las personas. Puede hacerlo para pedir mimos, atención o comida. Reclamar atención en general.

  • Para regular los dolores, es usual que las gatas ronroneen durante el parto. 

Sea como sea, está claro que el ronroneo consigue un efecto relajante en los gatos, ya que el continuo zumbido genera serotonina en el cuerpo del minino. Y según recientes estudios, estos beneficios también se producen en las personas que viven con ellos, ya que el ronroneo ayuda a disminuir la presión arterial y consecuentemente a reducir el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. Además, aporta felicidad y regula el estrés o los trastornos del sueño. 

¿Cómo ronronean los gatos?

Existen varias teorías al respecto. Una de ellas defiende que el ronroneo en gatos se produce a través de los músculos de la laringe, que expanden y contraen la glotis. Aunque la versión más fiable es que este típico ruido de los gatos se produce por un efecto de resonancia cuando rebotan las cuerdas vocales. No hay estudios que demuestren nada definitivo, si bien se trata de algo innato en ellos. Se sabe que un gatito con horas de vida ya es capaz de ronronear a la hora de solicitar la leche materna.

Los gatos pueden variar el sonido de sus ronroneos según lo hagan por ejemplo para pedir comida, o para solicitar mimos. En algunos casos el ruido puede alcanzar las dimensiones de un sonido parecido al del llanto de un bebé. Además, a diferencia de los maullidos, que los felinos utilizan para comunicarse con sus dueños, el ronroneo pueden hacerlo estando solos. 

En cualquier caso, el ronroneo para los gatos requiere de un gran esfuerzo anatómico, pero con efectos muy positivos en su salud: estimula los músculos y el crecimiento de los huesos, y es bueno psicológicamente. 

Descubre en el blog de Frontline todo sobre tu mascota.

Compartir artículos: